El ruido y la salud

El exceso de ruido tiene graves repercusiones fisiológicas (alteración del ritmo cardiaco y respiratorio), físicas (disminución de la capacidad auditiva) y sociales (falta de intimidad, desconcentración en el trabajo, etc)

Hoy en día en España, los problemas de sordera se detectan en individuos entre 30 y 45 años, cuando no hace mucho tiempo, estas afecciones no eran habituales hasta los 60 años.

La Organización Mundial de la Salud OMS ha identificado los principales riesgos para la salud de ruido:
  • El dolor y la fatiga auditiva
  • Pérdida auditiva incluida la sordera
  • Molestia
  • Interferencias con el comportamiento social (agresividad, protesta e impotencia)
  • Interferencias con el habla y la comunicación
  • Alteración del sueño y todas sus consecuencias a largo y corto plazo
  • Efectos cardiovasculares negativos
  • Respuestas hormonales (hormonas del estrés) y sus posibles consecuencias sobre el metabolismo humano (nutrición) y el sistema inmunológico
  • Disminución del rendimiento.
El ruido es un contaminante y un peligro para la salud humana. De hecho, ha sido descrito como el agente contaminante del medio ambienta más generalizado.

Solicitar más información