Aislamiento acústico en cafeterías, bares y restaurantes

¿Necesito insonorizar mi local si no tiene música?
Una de las preguntas más frecuentes que nos encontramos en nuestro día a día es: ¿Por qué me piden que insonorice mi local (bar, cafetería, restaurante…) si yo no voy a tener música? Y la respuesta suele ser la siguiente:

El ruido producido por una actividad de ocio no solamente proviene de la música, 80 personas manteniendo una conversación en el interior de un local, pueden llegar a generar más de 90 dBA de ruido, este suele ser el nivel medio al que se encuentra la música en un pub. Además de las personas hablando, existen otras fuentes de ruido importantes en este tipo de actividades por ejemplo: las televisiones, el molinillo de café, la cafetera, la renovación de aire ambiental, las máquinas de aire acondicionado, etc. Otra fuente de ruido importante de este tipo de actividad es el arrastre de sillas y mesas, el taconeo al caminar, el arrastre de barriles de cerveza o los billares y futbolines son fuentes de ruido muy molestas si no se ha realizado un correcto tratamiento de insonorización al suelo.

Un ejemplo muy gráfico y que permite entender la necesidad de insonorizar las cafeterías, bares y restaurantes es el siguiente:

Vamos a intentar ponernos en la situación del vecino que vive justo encima de nuestro local y vamos a compararlo con nuestra vivienda habitual, la mayoría de los españoles entre los que me incluyo vivimos en pisos con vecinos a ambos lados y en muchos casos también arriba.

Vamos a tener en cuenta el siguiente dato, el aislamiento de un local sin insonorizar (donde se desarrolla la actividad de cafetería, bar o restaurante) con respecto al vecino ubicado en la planta inmediatamente superior es de unos 45 dBA (de media), ese es el mismo aislamiento acústico que tiene la medianera que separa muestro piso con el de nuestro vecino de al lado. Yo puedo escuchar a mi vecino las conversaciones que tiene por teléfono si habla un poco alto, puedo saber que canal esta viendo en la tele y seguro que no dormimos, si esa noche ha decidido hacer una pequeña reunión de amigos, podríamos saber incluso si está peleado con su pareja porque se escucha todo. En el caso de una cafetería, bar o restaurante sin insonorizar, el vecino ubicado en la vivienda de la planta superior esta escuchando exactamente lo mismo que nosotros escuchamos a los del piso de al lado, con la diferencia de que en este caso, su vecino de abajo invita todos los días a muchos amigos a desayunar, a comer, a tomar el café, a ver el futbol etc.

Por esta razón, la normativa obliga a insonorizar los locales destinados a cafeterías, bares, restaurantes, etc. aunque estos no tengan música, el aislamiento acústico que suelen exigirle a este tipo de actividad es de 60 dBA aunque esto varía según la ciudad donde se ubiquen por ejemplo en Madrid el aislamiento acústico dependerá del aforo del local, en Andalucía además de los 60 dBA les exigen un aislamiento acústico a ruido de impacto con una transmisión por ruidos de impacto máxima de 35 dBA y en la Comunidad Valenciana les exigen un aislamiento de fachada mínimo de 30 dB.

Accede a todos nuestros servicios

Solicitar más información